8.22.2016

La ciudad medieval de Fez, Marruecos

Fez, Morocco
Llevaba tiempo queriendo ir a Marruecos pero por alguna razón no me acababa de decidir, tenía esa extraña idea de que o bien me iba un mes entero en plan aventura o no iba. Pero un día de Febrero así sin más, encontré un vuelo barato, un hotel a buen precio y me fui a pasar un puente.

Me apetecía desconectar pero sin tener que moverme mucho así que la gran medina de Fez parecía el destino perfecto para perderme unos días por sus calles y romper con la rutina.
Fez, Morocco
Acostumbrado a volar a Asia, pasando tantas horas en el avión y con escalas interminables, plantarme en Marruecos en apenas 2 horas y al mismo tiempo tener esa sensación de que estaba en la otra punta del mundo, con un paisaje y una cultura tan diferentes, me hicieron darme cuenta de la gran suerte que tenemos de vivir al lado de Africa, cosa personalmente debería empezar a aprovechar más. 
Fez, Morocco
La parte moderna de Fez no es tan interesante, casas de lujo, el nuevo centro comercial, barrios anodinos, pero Fes el Bali, la laberintica Medina, anclada en la época medieval es algo que merece la pena experimentar. No solo es la medina más grande del mundo sino que es también la mayor zona peatonal del planeta, ya que de muros para adentro no está permitido el transporte motorizado, solamente se ve alguna bici y los tradicionales carromatos tirados por burros. 
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Por su magnífica arquitectura antigua y por los muchos edificios de gran valor religioso, histórico y artístico, como por ejemplo la Mezquita y la Universidad Al Quaraouiyine, la primera Universidad del mundo, toda la zona de la antigua medina y sus alrededores forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.
Fez, Morocco
Los edificios están algo destartalados y con calles sucias y oscuras, típicas de una ciudad medieval, pero no tanto como me imaginaba leyendo relatos de ciertos viajeros, a decir verdad mi miraba se centraba más en los vestigios de la refinada arquitectura marinida, refinados ornamentos de antiguos palacios que asoman aquí y allá entre fachadas desgastadas por los siglos, la exquisita y sobria decoración de las madrasas y mezquitas y los preciosos Riad, las tradicionales casas y palacios marroquís construidos alrededor de un patio interior
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez es los edificios medio derruidos, los callejones oscuros, los muros manchados de humedades, las cabezas de camello expuestas frente a las carnicerías y los ancianos apostados en las esquinas, pero también es los mosaicos de cerámica multicolor, las verduras y frutas expuestos en carros de madera en los mercados, las diminutas panaderías y tiendas de dulces, los niños corriendo y jugando en las calles, el delicioso té con menta, los infantiles murales que decoran algunos pasajes, la luces filtrándose a través de las celosías de los zocos y los vistosos colores de las chillabas que visten las mujeres.
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Las madrassas, las mezquitas, los jardines Jnan Sbin, las puertas principales de las murallas como la de Bab Boujloud o  las tumbas Merínidas son algunos de los lugares más famosos que no hay que perderse, pero la imagen más conocida de la ciudad es sin duda la de las curtidurías, con sus cubas de colores en las que tratan y tiñen las pieles.
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Algo que quizás no sepáis es que las reconstruyeron totalmente el año pasado. En Febrero aún no estaban inauguradas a la espera de que viniera el rey a hacer los honores y estando tan blancas y limpias poco tenían que ver con la típica imagen de las tañerías que esperaba, aunque viendo la pequeña parte que ya estaba en funcionamiento, para cuando viajéis a Fez la pozas ya serán lo que solían ser, llenas de colores, pieles colgando y olores de todo tipo (las hojas de menta bajo la nariz no son mala idea cuando llevas un buen rato allí...). Eso sí, ahora todos los edificios circundantes tienen enormes terrazas con vistas a las curtidurías que estoy seguro los locales sabrán utilizar para sacar un dinero extra a los turistas.
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
En Marruecos la gente hace mucha vida en la calle y es normal ver gente sentada o grupos de jóvenes en las esquinas, la mayoría os ignorarán pero también hay mucha picaresca y es común que te vengan a hablar para intentar embaucarte o venderte algo, constantemente se me acercaban adolescentes a venderme marihuana, sobretodo por la noche, pero más allá de eso no tuve el más mínimo problema ni sensación de peligro en ningún sitio de la Medina. Mientras mantengas la sonrisa y sepas seguirles el juego sin que te lleven a su terreno, te dejarán tranquilo y acabaras haciendo un amigo al que saludar cada vez que pases por esa calle. En realidad la mayoría de gente que conocí fue muy amable y simpática, especialmente cuando les decía que era de Barcelona ya que son grandes amantes del futbol. 

Lo que me sorprendió mucho es que prácticamente todo el mundo habla árabe, francés, inglés y español, así que aunque no habléis mucho inglés con el español podréis defenderos.
Fez, Morocco
Fez es barato, con muchos lugares interesantes y se come muy bien. Es uno de los lugares más turísticos del país lo que puede hacerlo masificado (en Febrero no había tantos turistas tampoco) pero al mismo tiempo lo hace un destino más fácil de viajar para los que no busquen tanta aventura y puede ser un buen destino para iniciarse en el continente africano.
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Si vais a Fez alojaros en un Riad o al menos id a comer o a cenar a alguno para experimentar el lujo Marroquí, el diseño cuidado de los interiores que contrasta con las insalubres calles del exterior.
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez, Morocco
Fez me pareció una escapada perfecta de fin de semana ya que con 2 o 3 días son suficientes para ver la Medina tranquilamente. Si estáis más días podéis combinarlo con alguna otra visita, en mi caso Meknes que explicaré en una futura entrada, pero después de mi primer contacto, estoy desando poder volver a Marruecos.
Fez, Morocco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada